jueves, 20 de abril de 2017

Brutal-Bunkerismo Sectáreo





Señores, tengan mucho cuidado, no  busquen el placer en ninguna de sus formas mundanas por que en cualquier momento viene Dios, que está muy enfadado, y arrasará con una bola de fuego tu ciudad, tu vivienda, tus pecadores familiares y hasta tu incrédula mascota; pero vamos, que por un módico precio  mensual y alguna que otra petición para ser parte de alguna estadística por alguna opinión política/económica o social, te damos la membresía al club de los que serán salvados, de los que cuando venga aquella bola de fuego incandescente, se les liberará del cuerpo un campo fisio-ectoplásmico  mágico que hará que las llamas, resbalen por los costados y una vez el mundo devastado, ennegrecido por el carbón  achicharrado de maricones, parafílicos, yonkies, tatuados, furcias, adoradores de Belcebú y cipayos de Babilonia la Grande, los salvados serán  llevados en  buses de a veinte a un lugar paradisiaco y hermoso donde vivirán a todo dar en medio de cánticos y festividad. Menos los testigos de Jehová, a estos se les llevará a una especie de purgatorio, porque solo 144 mil elegidos aristócratas  se irán al cielo, ellos sí que viven y vivirán a todo dar.







Faltaba alguien que diga las cosas como son, es un hecho, el negocio de las sectas es apasionante y eficiente, el producto que se vende, entre libros y DVD´s, es en esencia: El Discurso. Así como en toda religión  la gente va para que les digan todo el sofisma necesario para soltar la plata, estas trabajan de la misma manera que el enquistado Catolicismo Cristiano Apostólico Romano pero de  forma más frescas, más comerciales, a veces más ingeniosas y al ser más pequeñas, de formas más elitistas. Además de ser fuente de identidad, contactos, chismes  y  entretenimiento, es una poderosa fuente de tragicomedia arquitectónica.


Es que  les das la plata y vaya usted a saber que hacen con ella!  Una vez que las cúpulas de poder se esconden en algún paraíso fiscal lo suficiente para asegurarse la tranquilidad de algunas generaciones, empieza un ciclo de inversión en infraestructura, donde el lenguaje arquitectónico busca gritar, para variar, la demostración del poder. Y qué mejor  que  después de tanta labor en la manipulación de medios de comunicación, se tenga  un monumento donde la grandilocuencia del discurso, que se pretende inyectar a la fuerza por medio de una envolvente “evangelización”, genera un paralelo urbano donde se impone un Búnker mamotrético, elefantiásico y brutal en medio de cualquier otro entorno, que aplaste con su agresividad, los discursos más débiles, creando el efecto de institucionalidad en algo que, definitivamente, no lo es.


















 Nave espacial Adventista aterrizada en Breña. 


Arrebatos Evangélicos: Adventistas, Metodistas, Bautistas, Pentecostales y sus respectivos Neos.
Algunos han infectado viejos cines art decó y los han convertido en auditorios iluminados donde bailan, cantan y cobran. Las infraestructuras nuevas son aspiraciones deconstruídas de los templos Católicos.  Sus edificios eran generalmente  evocaciones a las del catolicismo moderno progre tipo teología de la Liberación; sin embargo, ya hace muchos años que el supéravit los ha hecho  incurrir en la aventura de inventar una imagen, un nuevo estilo propio.


Izquierda a derecha: 1 Templo de la Gloria de Dios desentonando en Lima. 2 Iglesia Alianza Misionera siendo muy antisocial en Lince. 3:  Adventistas haciendo de las suyas con pajareras y ventanitas en La Victoria.

Torreones altos y desproporcionados, formas tiesas aterrizadas en las calles de manera totalmente antisocial, muros ciegos enormes, vigones de concreto con sus imitaciones de drywall en un insólito sentido de compensación formal, muros cortina de cristales de colores berrinchudos reflejantes, portones gigantes como para tráiler donde entran y salen adolescentes recién captados, edificios que gritan toscamente:  ¡Miren! ¡Aquí  está la plata! ¡Vengan, Vengan! ¡Tremenda inversión que hemos hecho!
Por dentro no hay mucha sorpresa, un gran auditorio para adoctrinar en masa, tallercitos para adoctrinamientos más específicos, oficinitas con departamentos que siguen el mismo esquema que cualquier negocio, calabozos para los que se portan mal, cafeterías para generar retorno y decenas de  cuartitos sin sentido porque la plata sobra y chorrea.














Iglesias de menor pelaje espantando.

 Sociedad Bíblica Peruana ahogandose en su escasez de ventanas, esperando queso para rayar en Lima 
Xilófono mutante en Bellavista, atrayendo incautos con una lamida de vaca de pórtico.


Cines Art decó desvirtuados, invadidos y vilipendiados por indignas actividades en San isidro y Breña.


Bunker raro cerca a la UNI en San Martín de Porres


La sosería de los testigos de Jehová
Vienen tocando de puerta en puerta en una labor repetitiva de constante frustración, son los más pesados, con su  atalaya en la mano, mujeres con faldones en colores tristes y lentes de poto de botella preparados para fulminar diversas erecciones que se presenten en el camino. Extrapolan la frigidez de sus vidas en la arquitectura de manera brillante. Es que los salones del reino de los testigos de Jehová son todos sosos, aburridos, muy malas imitaciones de los de los mormones, de lenguaje flojo y repetitivo, será por que la actitud ante el fin inminente del mundo y el juicio final mil veces postergado es lógicamente, pusilánime 



Los pretenciosos Santos de los últimos días (MORMÓN)
Con un corazoncito tierno que la arenosa sociedad  tilda de  racista, elitista, machista, fascista, y un etcétera de ‘istas’, uno los ve siempre venciendo su propio estereotipo,  siempre en grupitos con diversidad racial cual gigantografía de Benetton, paseando en las calles uniformados con camisita de rayas y pantalón pasarrillo, dan ganas como una mezcla de engreírlos o cachetearlos. A pesar del look huevastristes, mueven millones, como era de esperarse, su diezmo es un nada deleznable 10% de lo que ganen, que paga de sobra sus biblias, sus fólderes con papelería y sus templos esparcidos por todo el Perú.
Algunos enormes y otros más pequeños, han logrado estandarizarlos marcialmente a tal punto que en cuanto a lenguaje, son todos iguales, estén en la puna, en la costa o en la cochinchina, los templos de los Santos de los Últimos Días, son covachas de concreto pintados de marrón kaki con crema, con techo a dos aguas, con ínfimas ventanitas altas,  siempre enrejadas y rodeadas de un jardín de pasto verdecito, que rompen con cualquier entorno urbano por más paupérrimo  o  pudiente que sea, por más que no exija retiro,  por más que tengan para construir más altura o por más que el metro cuadrado esté por los cielos, el modelo de covacha en medio del pasto, se respeta. Y claro, ni qué decir de la catastrófica calle que producen, interminables muros o rejas  antisociales de una irresponsabilidad arquitectónica flagrante.  


Israelitas del nuevo Pacto Universal
Les dicen “Los de Ataucusi”. Se les ve derrochando personalidad con sus barbas largas y sus disfraces que parecen salidos de una actuación escolar, luciendo sus chancletas y sus túnicas blancas con cortinas en colores vivos. Las malas lenguas cuentan que son excelentes trabajadores, honrados y educados. El problema es que no mueven tanto dinero como sus similares, pero el arte gráfico que excretan es un impresionante conglomerado de colorinche andino con técnicas digitales descabelladas. Paint apurado, Power Points con Word Art de los que no se usan hace más de diez años, animaciones clásicas con sonido de arpegio, imágenes prediseñadas noventeras,   y sus videos con una siniestra mezcla de cámaras de pobre pixelaje  con flashes y glitter  pegados con abuso de chromas en editores de video, agradeciendo la democratización del conocimiento que proveen los tutoriales de Youtube y siendo indiscutibles pioneros de la cultura Vaporwave. Ya quiero imaginarme qué harán cuando hagan grandes edificios ¡no puedo siquiera concebirlo!  (mentira, en el fondo mataría por ser yo el que tenga la oportunidad de oro de diseñárselos). Por lo pronto tenemos sus aquelarres y sus procesiones con enormes peces de papel marché entre banderas del arcoíris que nos remiten a los paseos de antorchas… o a los Gay Pride.


Ezequiel Ataucusi, fallecido líder histórico de Frepap, en foto característica de campaña presidencial Fuente:http://frepappucallpa.es.tl/HISTORIA-DEL-MAESTRO-EZEQUIEL-ATACUSI-GAMONAL.htm.



Memorable momento televisado donde esperaron la resurrección del líder al tercer día de fallecido… Cosa que no aconteció 
Fuente: http://www.caretas.com.pe/2000/1625/articulos/ezequiel.phtml




Ejemplo hermoso de la impactante técnica gráfica de los Frepap Fuente: http://s576.photobucket.com/user/angelitocrazy2/media/SRJONASFIRM1.gif.html


Cabe resaltar la propuesta de Fronteras Vivas de Ataucusi, siempre me pareció genial a tal punto que mi candidato favorito el 2000 era Federico Salas, pero como se juntó con el impresentable de Rafael Rey, decidí darle mi voto al Frepap, cosa de la cual no me arrepiento en lo absoluto.

Otros Movimientos como la misión carismática, nos dejan este horroroso galpón que mezcla su actividad principal (el comercio) con la política y la religión.


Colofón.
Quizá sirvan para  dar que hablar, para relucir la caridad que tanto les gusta,  para rellenar mass media  o para hacer relaciones públicas. Para alguien que les venga con que  todas las religiones no son más que alegorías astrales,  que todo es una farsa, o que todo es un negocio, siempre estará presente y campante, la amenaza del infierno, de hecho, discutir con uno de estos individuos es una invitación a la victoria. Personas cuya realización personal consiste en reprimirse en todo sentido, o al menos aparentarlo, captados en momentos de angustia y desesperación, obligados a pagar su 10% por contactos . Pero la arquitectura es sólo la punta del iceberg, el problema real es el  elitismo y sus poderosas  posiciones anacrónicas y  ultra conservadoras que actualmente  causan importantes retrocesos sociales, que intervienen hasta en los ámbitos más políticamente correctos.

Estas son las cosas que pueden suceder en el mundo, solamente porque se contagia y dispersa el bicho de un apasionante cuento colectivo, y  en lo que concierne a la arquitectura,  los forúnculos urbanos que pagan ingenuos feligreses, a los que se les vende la idea de que hay que alimentarlos y hacerlos crecer más y más para agradar a un gigante, enfadado, y delirante  amigo imaginario.



jueves, 30 de abril de 2015

Esa fea manía de hacer cristos gigantes





 Para una que les ligó.. todos quieren ser Río


El epítome de lo populachero, de la autoridad patética que quiere congraciarse con las supuestas mayorías, del despilfarro de recursos que debieran ser para algo que sirva, en algo más que un adorno… un esperpento sobredimensionado, sin sentido, cuya apreciación está reservada  sólo para una porción de la población  en franco descenso, que en unos causa un enaltecimiento plástico..  forzado y en otros un sentimiento de desprecio y asco. Berrinchudez? No, atentado a la ciudad.  

Como arte no pasan de ser copias casi estandarizadas con diferentes matices... Algunos más cubistas, otros más Art Nuovo y otros más chicha, pero en sentido todos son lo mismo.. No hay.  Las cuatro mojigatas que van a rezar a esa monstruosidad de concreto/fibra de vidrio con significado postizo, que dicen “qué bonito” y que se trepan a sus pies como si fuera un lugar turístico, no se enteran de lo que hay detrás de estos mamarrachos. Robo! .. “donaciones” producto de un robo a la ciudad de proporciones épicas..  de un oscurísimo supéravit, de una mediocre  recomendación de una oficina de márketing, de responsabilidad social o  de imagen institucional,  de entidades o sujetos a los que comprar eso no le cuesta nada, para los cuales eso es un chancay, un costo marginal. Lo hacen por fieles? Por caridad? Por qué!   






















El más famoso por aquí, el Cristo del Gordovago.. ubicado en el Morro Solar, (alegando seguramente al morro que tiene Alan) un lugar que debería ser un gran espacio público.. nace un chupo en medio de la nada. De lejos es un fantasma-lamparin de Led -Made in China- de esos que venden los ambulantes en los cruces de avenidas.






Algunos los colocan sobre sitios en los que debería haber alguna otra cosa totalmente distinta (Un espacio público, un anfiteatro o un centro cultural, por dar algunos ejemplos). Pero no.. Un adorno gigante y hueco, que a lo máximo sirve de mirador y de postal chabacana de una identidad postiza, robada de un lado a otro, que solo gusta a un sector (y eso..)  Y de ínfimo valor histórico.. Una irrelevancia. Por más que los iluminan con led´s de colores, con sus reflectores o con áreas verdes alrededor, no pueden verse bien.. Son forúnculos que no hacen más que malograr la ciudad con su grotesca desproporción e imponer una idea, de una manera un tanto agresiva.. brutal.

Al menos los edificios brutalistas  intentan imponer el poder  de algo de lo cual todos sin excepción estarían de acuerdo: de la institucionalidad, solidez  y seriedad de las entidades que dan servicios a la población, que están sobre uno, pero a la vez, a la orden. Lo cual evidentemente no tiene nada que ver con caridad ni misericordia cristiana, es simplemente una de las funciones  a la que están obligadas  las instituciones en una democracia, a la protección de las poblaciones más vulnerables.
Los edificios brutalistas arquitectónicamente evocan  formas e ideas abstractas, riqueza espacial, sentimientos en tiempo real, lecturas espaciales con algún artificio, efectos escenográficos, funcionalidad y racionalidad, cosa que es bastante difícil resolver en una escultura gigante con molde estandarizado.


Cristo de Swiebzin Polonia, como si no existiera la crisis. 


Los cristos gigantes en cambio, evocan el poder de la iglesia, aquella que se mantiene arriba enquistada, con sueldos nada escasos, algunos  salidos de los impuestos que todos pagan, moviendo plata como locos, cortando derechos de quien les da la gana y velando por sus intereses escudándose en su supuesta responsabilidad social.. Lo que ellos llaman y fardan de caridad.  


 
Algunos compiten, quien malversa más fondos en hacerlo más grande!


 La caridad cristiana  en la  actualidad, es aquella donde tiene que existir una población desgraciada  y una élite eterna ebria  de poder, a la que le sobran  los  recursos  lo suficiente como para regalar sin perder la rentabilidad, a la que una oficina de imagen institucional le pone en números la cantidad  de migajas que hay que regalar mínimas para salir en medios y que se entere todo el mundo sin tocar la ganancia proyectada. Y ahí vemos a las señoras reinas de la casa suspirando.. oh! Qué buenos cristianos!  Es esa “caridad” la  que te dice: Toma tu estatua,  tu bolsa de arroz y tu sueldo mínimo vital.

¿Qué significa cada uno de esos cristos puestos por políticos y empresas privadas? Significan populismo barato, hacer la finta, malversación de fondos, salida y entrada de capital, enganchar proveedores, puntos en las encuestas.. Chupada de medias.  No significa ni caridad ni bondad ni “se lo regalo al pueblo” sí claro.  Si realmente piensan tener misericordia de una población  vulnerable y dar caridad, se puede por ejemplo,  no evadir impuestos,  exigir una mejor gestión de programas sociales a quien fuere que esté en el poder, apoyar políticas de inclusión, vender a precios sociales, democratizar la información y la producción, etc. etc.. Hasta más se hace donando plata a ONG´S protectoras de derechos humanos, por favor!! 














Cristo de Huanta, Ayacucho. Al menos los pliegues están bien hechos














Cristo Resucitado sobre una tabla de planchar - Tumbes










Cristo de Torata, Moquegua, para que te vayas a fotografiarlo. 

Cristo "Petrolero" de Talara, ubicado sobre un banco, interpretación literal de torre petrolera.


El Cristo Blanco de Cusco con su enrejado estilo cárcel no podía faltar.

Las virgenes no se quedan atrás. Esta parece hecha de papel marché, en Junín














O la famosa Virgen que por su peso no pudo ser puesta encima de la cúpula de la iglesia del Inmaculado Corazón de María en Magdalena. Ahora sobre estas patas de concreto que la elevan de entre la niebla como un alma en pena. Como un ovni aterrizado ahí, ocupando el sitio un altar donde debería haber un espacio para la cultura.


Para concluir, es por eso que estoy totalmente de acuerdo con la prohibición de imágenes religiosas en infraestructura pública. Los católicos no son el 100% y están disminuyendo a pasos agigantados. Si no al lado de cada virgencita tendrían que poner a todos los ídolos de todas las religiones del mundo, incluyendo a Kim Yong Il, MONESVOL y Chuck Norris. Si quieren culto y relaciones públicas, a dar dinero dentro de sus templos. 


domingo, 2 de marzo de 2014

Efímeras que resultan eternas

La Arquitectura temporal existe desde la humanidad nómada, ahí cuando a algún iluminado se le ocurre dejar de buscar cuevas para arrastrar unas varas  y unas pieles para hacerse una carpa donde vaya, llevando el hogar a todos lados como un caracol.

Saltando al Renacimiento, donde la percepción era engañada con efectos escenográficos pomposos de precarios arcos del triunfo en madera o  cortinajes majestuosos disfrazando estructuras de pobre manufactura, se usaba para visitas importantes, matrimonios y fiestas, se creaban mundos de fantasía artificiales para que los señoritos se sintiesen en la ciudad de los elfos. Luego se desarmaban o destruían, regresando a la pedestre realidad.

 En Lima, los sistemas constructivos provisionales se van importando y evolucionando desde  la quincha hasta los sistemas modulares de vanguardia, pasando por las estructuras de madera, la estera con bolsa en los casos menos afortunados, el triplay con su espantoso acabado y su corto tiempo de vida, las tabiquerías de cartón y aglomerados de cualquier cosa, las alternativas provisionales de techado, como las que importan después de darse cuenta que los techos de advesto resultaban carcinogénicos cual Big Mac.  En los 90s con sus goteras y apariencia chusca, el pesado sistema Fibrablock, luego la precaria calamina plástica, de esas que suelen volar al jardín del vecino, la calamina metálica que te convierte la casa en un horno, y finalmente por ensayo y error, la calamina de fibrocemento.

Las tabiquerías provisionales  acaban poblando azoteas y tugurizaciones de vivienda varias, el problema es que difícilmente llegan a desmontarse. En la mayoría de casos, las construcciones provisionales se quedan en las viviendas para siempre, llegando a tener un proceso de biodegradación lento y eterno, que en su pulguienta y mohosa existencia, el usuario vive parchando, masillando, maquillando y en medio de la tristeza no logra jamás el efecto de material noble. Hasta que a finales de los 90´s bien tardíamente llega a Lima la maravilla del drywall.

Todo lo que pudo hacer pensar en un sanguche donde el cartón trabaje a la tensión, el yeso a la compresión y unas laminillas metálicas dobladas en perfiles a la flexión, toda una revolución. Aislante, resistente al fuego y la humedad, sismoresistente, limpio y eficiente. Sin embargo, hay de bastantes calañas, para interiores el blanco, para exteriores el superboard, para los baños el verde, pero vamos, que acá el barato se usa en todo.

Estela Reynolds cuando se refiere a su departamento 
como "la carcel de Pladur", se refiere al susodicho 

Ahora, todo tiene un tiempo de vida, y el drywall no es la excepción, a los cinco años, las cintas que cubren la unión entre plancha y plancha comienzan a despegarse, la plancha se panzea y los bordes se cuartean, cada año se va poniendo más y más berrinchudo.. Sobre todo si lo usan en exteriores. Pero claro, eso no es algo que preocupe mucho porque al final, lo que más importa es vender a lo Made in China.


 Drywall cayendose en un exterior, al menos con propuesta engañamuchachos - Trujillo 

Ahora, el drywall al ser usado como material permanente y su fácil manejo, permite realizar una variedad de formas y recovecos, que los ejecutores de berrinchudez, los clientes aspiracionales y los mismos arquitectos, aprovechan para sacar a flote toda la barrocada y pomposidad que les sale de las profundidades del alma, dando rienda suelta a imaginaciones desde alegres hasta más bien perversas, que claro, chocan contra enormes muros aveces, porque al haber tanta libertad, el riesgo de quedar feo, raro o los dos, no es responsabilidad del creador ni el ejecutor, sino de sus subconscientes.

Primero, algunas maravillas de Drywall en Lima, de mis favoritos:



Remodelación arriesgadísima en Jesus Maria, llena de criterios estéticos no necesariamente funcionales,  pero sí dramáticos, de una fuerza evidente, gritón, reaccionario, churrigueresco, toda una obra maestra. Sin Drywall, imposible.


Puntas agresivas y explosivas  para llamar la atención, en San Miguel


Trujillo no se queda atrás, aquí un loquillo..




La discoteca que te vende forma de superboard.. entra, entra..


Aquí donde la formas no fueron precisamente las más bonitas:

Un edificio soso, que cobra cierta gracia con drywall.. pero, que os puedo decir.. gracia nomás 

"La Rambla", un centro comercial  cubierto mazacotudamente en drywall, donde parece que se hubieran esforzado  por hacerlo tosco... y feo    estético.


Puntas y formas drywoleras en Trujillo.


 Azoteas que crecen provisionalmente, para la eternidad

Huaraz

Trujillo



 La mezquindad hecha cobachita de drywall 

Efectos escenográficos provisionales

 Sanguche encima de puesto, efimero que resultó eterno.. su apariencia fálica y vieja atrae a los clientes, en una rarísima estrategia de márketing subliminal.



 No podía faltar Lince, un baño turco-lupanar que ya da ganas de que se biodegrade..


La libertad hizo al mounstrito, en Trujillo

En conclusión, a los diseñadores solo nos queda agradecerle al drywall, por hacer nuestros sueños realidad sin reventar presupuesto, aunque se caigan en menos de diez años o nos haga arriesgarnos demasiado, aunque ya no se puedan hacer tales maravillas en concreto por su culpa, ya se puede ir llenando la ciudad de hermosos forúnculos arquitectónicos efímeros, que resulten eternos.